O_LUMEN

espacio para las artes
y la palabra





PROGRAMACIÓN



destacados_elena

Entrevista a Elena Goñi

27 febrero - 17 julio 2020

*exposición *pintura

{Pamplona, 1968]

Estudió en la Escuela de Artes y Oficios de Pamplona donde recibió sus primeras influencias de la mano de maestros como Isabel Baquedano y Juan José Aquerreta. De éstos aprendió no solo la técnica, si no el interés por la figura humana. Más tarde se trasladará a Salamanca donde se licenciará en Bellas Artes con especialidad en Diseño.⠀

En 1997 participará en sus primeras exposiciones: VI Bienal de Artes Plásticas Ciudad de Pamplona y II Bienal de Pintura de Estella. Un momento clave de su carrera ocurre en el año 2000 cuando expone por primera vez en ARCO tras ganar el 1er Premio ABC de Pintura. Cabe destacar su relación con la galería Utopía Parkway, con la que desde 2005 ha celebrado varias exposiciones. La última de ellas “Dentro y alrededores” realizada este mismo 2020.

 

1) Cuéntanos algo de tu evolución como pintora.

Mi evolución como pintora va pareja a la evolución como persona.

De mi madre he heredado la vocación por la pintura.

Isabel Baquedano y Juan José Aquerreta me han dado las claves para aceptar esta vocación y desarrollarla a lo largo de mi vida.

Al principio, la mayor preocupación ha sido encontrar un lenguaje pictórico personal.

Conforme vas cumpliendo años las prioridades cambian y las preocupaciones por el cómo pintar han pasado a ser por el qué pintar. ¿Qué sentido tiene pintar?, ¿tiene sentido dedicar la vida a la pintura?

A estas alturas creo que la respuesta es no responder y pintar, vivir.

Y así mi pintura se ha convertido en las imágenes de un diario que no sé contar.

2) ¿A quién se dirige tu pintura?

A las personas. A quien quiera escuchar. A quien quiera proponer.

3) ¿Cómo ves el vínculo entre pintura y espiritualidad?

La pintura que me interesa es precisamente aquella que trasciende la imagen, la que hace ver la existencia de lo que no se ve, su condición espiritual.

No tengo ni idea de cómo se consigue este vínculo, pero lo percibo en el cuadro de Antonello de Messina “Cristo muerto sostenido por un ángel” o en el “Cristo con la Cruz a cuestas” del Bosco.

4) ¿Qué has querido expresar en tu cuadro “El lavatorio” en la exposición de Encarnaciones?

Este cuadro surgió como parte de una exposición sobre el evangelio según San Juan. El lavatorio de los pies era un gesto cotidiano de acogida para los peregrinos que llegaban tras un largo camino, y con él Jesús muestra la vocación de servicio de los cristianos, el cariño hacia sus discípulos. Una forma de abrazo, quizás. Presentarlo como una escena actual es, sencillamente, subrayar su vigencia en cualquier momento histórico. Creo que facilita la cercanía con el espectador actual y le permite darse cuenta de que las actitudes de Jesús no están desfasadas de nuestro momento.

Las pinturas religiosas, la mayoría de las veces, suelen hacer referencia a la época en que vivió Jesucristo en cuanto a las vestimentas de sus personajes y tienden a unificar en todas unas bellezas físicas estereotipadas de Jesucristo al margen de los gustos y las modas de cada época.

Creo que si la religión tiene sentido en nuestra época ¿no debería su representación adecuarse también a nuestra imagen?